Blog

Cómo puede ayudar el coaching en la tercera edad

Cómo puede ayudar el coaching en la tercera edad

Toda persona experimenta diferentes fases en su vida. Algunas presentan un cambio más marcado que otras. La entrada en la tercera edad es una en las que se produce una mayor transformación. Con la jubilación, todo cambia. De repente se tiene mucho tiempo libre a la vez que se cuenta con una gran experiencia. El coaching en la tercera edad es de gran ayuda para aprovechar esta fase al máximo.

Un salto tan grande no está exento de riesgos. Es muy fácil caer en ideas tóxicas como que se es demasiado mayor cambiar o que toca retirarse. Que el cuerpo ya no está para trotes y caer en una especie de letargo. Nada más lejos de la realidad. Hoy en día, además, gracias a los avances médicos es posible vivir una vejez en plenas facultades.

¿En qué ayuda el coaching en la tercera edad?

Ante un escenario con un cambio tan grande, muchas veces se hace necesaria la compañía de un guía. No alguien que diga lo que hay que hacer, sino que ayude a mirar desde una perspectiva amplia. El coaching para mayores se especializa en orientar en esta etapa.

En primer lugar, se busca mejorar la autoestima. El bienestar emocional depende en gran medida de ella. Una persona mayor debe sentirse independiente, capaz de superarse y de tomar decisiones sin miedo. Ha de darse cuenta de que ciertas ideas sociales que intentan “aparcarlo” son dañinas y carentes de sentido. Aprender a identificar esas situaciones y no dramatizarlas le ayudará mucho.

En segundo lugar, el coaching para mayores busca enseñar a reformular las prioridades y objetivos. Ya no se trabaja, por lo que los objetivos pasan a ser meramente vitales. La persona mayor debe aprender a mirar desde una perspectiva positiva. Un guía tendrá como misión situarle en nuevos planteamientos que antes no se solían adoptar, pues su vida era diferente.

En resumen, el coaching en la tercera edad busca ayudar a analizar la vida desde esta situación que es totalmente nueva para la persona. De esta manera, se podrá obtener el máximo rendimiento sin caer en pensamientos tóxicos.

Comparte este artículo

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *