Blog

El inicio de año, una oportunidad para ofrecer servicios de coaching

El inicio de año, una oportunidad para ofrecer servicios de coaching

Cuando termina un año y comienza el siguiente es muy común hacer propósitos de enmienda. Se analiza lo vivido y se decide qué hay que cambiar. Es tan común que los chistes sobre apuntarse al gimnasio o dejar de fumar son recurrentes. Sin  embargo, se trata de una gran oportunidad para ofrecer servicios de coaching. Este post tratará sobre cómo aprovecharla de manera efectiva.

Desde el punto de vista de un coach, se acaba de abrir una ventana considerable para ofrecer su trabajo. De hecho, la primera parte del coach, la de analizar lo que se hace, ya se está realizando. ¿Por qué no guiar a partir de ahí? Es un escenario buenísimo para contar un par de técnicas que den pie a explicar en qué consiste el coaching. De esta manera, la perspectiva de buscar cambios puede convertirse en algo más serio.

¿Cómo se aprovecha esta oportunidad para ofrecer servicios de coaching?

Para aprovecharla está bien utilizar el dar consejos rápidos, pero hay que ir más allá. Si se ofrecen un par de técnicas de manera rápida, la imagen que se dará es que el coaching se limita a eso. Salvo personas que ya hayan tenido contacto con el tema, lo normal es que no se tenga claro en qué consiste. Es más, puede ocurrir perfectamente que el posible cliente tenga una idea formada pero totalmente errónea.

Lo ideal sería aprovechar el propósito de enmienda para explicar claramente en qué consiste el acompañamiento. Es decir, usar ese interés para elevar la conversación a algo más trabajado. En muchas ocasiones, este inicio, este elemento que atrae la atención es muy difícil de lograr. Cuando una agencia diseña una campaña publicitaria la parte de atraer el interés es muy importante. Sin embargo, en estas fechas contamos con él de manera natural. Por ello, tener listo un discurso para aprovecharlo resulta una gran idea.

En resumen, el inicio de año es una gran oportunidad para ofrecer servicios de coaching. La estrategia de dar unos consejos rápidos no es mala para establecer contacto, pero es recomendable tener preparado un discurso más profundo.

Comparte este artículo

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *